COMUNICACION POLITICA
 
COMUNICACION POLITICA
Mis aficiones
Album de fotos
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
COMUNICACION POLITICA
 
Imagen
 
Relación prensa - gobierno.

Desde el siglo XV la prensa estuvo subordinada a la autoridad de la monarquía, el ejercito y el clero, relación que se modificó con el avance de la ciencia, la cultura y los movimientos revolucionarios registrados en el Viejo Mundo.

En muchos países, no obstante, sigue la tradición y el control autoritario de la prensa es aún ejercido con distintos grados de severidad en las diversas relaciones políticas y de comunicación, donde la constante es que los medios masivos, en manos de particulares, se subordinan en el poder político, que controla a través de la censura, un sistema de licencias o castigando la difusión de material " sedicioso".

El gobierno reprime porque teme a la información objetiva de oposición, lo cual es natural cuando se carecen de recursos periodísticos y políticos para contrarrestar la crítica acertada.

Es por ello que la prensa al igual que otras instituciones sociales están subordinadas, en algunos casos, a la autoridad en turno, con el propósito de evitar cualquier acción que lesione el poder público, sin importar su actuación.

La moral también se politizó y, por ello, la Iglesia y los líderes de agrupaciones moralistas presionan para conseguir imponer un "conservadurismo" de los medios de comunicación masiva para evitar ofender valores morales que predominan en la sociedad.

El poder judicial en muchas ocasiones es instrumento de represión del poder político hacia los medios.

El ideal de la prensa libre surgió como oposición a las prácticas autoritarias observadas en los tiempos de la insurrección colonial en Estados Unidos, ante el dominio europeo; en México durante la colonia española, cuya independencia fue violenta, así como la Guerra de Reforma y la Revolución Mexicana.

Cuando en Estados Unidos se independizó de los lazos del colonialismo, entonces prohibió su propio gobierno privar a los individuos a la libertad de palabra o de prensa en la famosa primera enmienda a su Constitución, como un intento de crear un tipo de nuevo sistema político con una prensa independiente.

Una democracia se moderniza cuando todos tengan acceso a opiniones plurales, bajo la suposición de que la verdad siempre triunfará. Esa teoría no se ajusta a la realidad porque en la práctica los intereses políticos opuestos rara vez son libres y abiertos. Aquellos países que pretendieron respetar la prensa libre tuvieron que adoptar indistintas políticas intermedias, porque en la sociedad desarrollada es imposible garantizar a todos el derecho de publicar sus opiniones como lo indicara Schramm (1975): " la mayoría de las personas tenemos escasa libertad de comunicación"; y los medios tienen " libertad de control".

Prohibir la censura de la prensa libre tuvo que ser relajada para proteger a las personas en declaraciones que pudieran causarle daño. Los conceptos autoritarios y de prensa libre son teorías normativas y opuesta que establecen cómo debe ser la relación entre los sistemas políticos y los de comunicación, sin que exista un caso puro de ninguno de los dos modelos.

Es una realidad que los regímenes autoritarios más rígidos que eliminan toda oposición, tienden a relajar su control de la prensa al cabo de algunos años en el poder, o de lo contrario son derrocados.

Aproximadamente sólo 24 países respetan la versión de prensa libre, que regularmente son países ricos con economías privadas, no de Estado, ya que las ideologías de libre comercio y de prensa libre están íntimamente lijados, en un régimen democrático donde el choque de opiniones opuestas vertidas a través de la prensa libre se deriva el enriquecimiento intelectual y global proporcionado a los votantes.

En la ausencia de la diversidad de opiniones sobre política de acción o de poder escoger entre partidos, poco puede contribuir la prensa libre. En los sistemas autoritarios se pretende hacer de la prensa libre una especie de agencia de empleo, como sucedió en la desaparecida Unión Soviética, después de la Revolución de 1917, modelo que no es exclusivo de ese país, criterio que se encuentra en muchas naciones tentadas a utilizar el poder de los medios para el logro de sus metas.

No obstante, ningún país a controlado por completo a los medios de comunicación de todos sus ciudadanos por un período extenso. A pesar de esta realidad histórica, muchos lo intentan.

REFLEXIONES SOBRE COMUNICACIÓN.

Sin duda la comunicación masiva es la madre de las ciencias políticas, porque el desarrollo de la prensa dio a luz al progreso político y económico. La razón, las ideas dinámicas, progresistas y liberales tienden a multiplicarse en la conciencia colectiva. Si el objetivo de los medios es influir, entonces por lógica las ideas requieren de un instrumento para cumplir con ese objetivo.

Por su naturaleza, las ideas y el pensamiento, a través de la palabra o de las imágenes, circulan entre las mentes como si fueran el polen de una flor arrastrado por el aire en busca de fecundar miles de receptores para su permanencia. El desarrollo que los medios han alcanzado, prueba esa teoría.

El conocimiento ( ideas y pensamientos) es imposible de contenerlo porque crea su propio sistema de comunicación para impulsar su desarrollo dinámico y globalizador. Esto explica por qué Miguel Hidalgo consagró sus proclamas por escrito, para que se conservaran y multiplicaran en la mente de los demás; por qué Morelos con sus " Sentimientos a la Nación " hiciera lo mismo; por qué Juárez con las Leyes de Reforma y la Constitución de 1857 actuará igual; y Madero con el Plan de San Luis Potosí repitiera la historia, así como Carranza con la Constitución de 1917 recreara mismo principio.

Está claro que las ideas dinámicas migran de la mente de su autor y cruza todas las fronteras a su paso, trasformando al mundo, con el auxilio de los medios de comunicación.

La independencia de un pueblo equivale a la independencia de sus medios de comunicación.

Una comunicación objetiva y efectiva promueve el desarrollo administrativo de una empresa y de una nación.

Coartar la libertad de expresión desarrolla fuerzas que aniquilan.

La libertad de prensa nunca debe subordinarse a las prioridades económicas o a otras necesidades políticas, porque atenta contra el progreso. No es gratuito que en los países más desarrollados haya una mayor libertad de expresión. Además, se debe recordar que tanto el desarrollo político, económico y científico fue soportado, desde sus orígenes, por la prensa libre.

Cuando el cambio político es una realidad, éste no debe desvincularse de la prensa libre, son pena de perder el rumbo. Ese fue el error del Mosco Reyes en Aguascalientes; del PRI y del PAN, en lo general.

Suponer que la prensa libre, que antes exigían, les estorbarían para gobernar al obtener el poder es un error del tamaño del mundo que conduce a imitar los vicios del pasado para sostener esa mentira. Se debe recordar que por eso EU. en su primera enmienda constitucional le prohibió a su propio gobierno reprimir la libertad de expresión, después de liberarse del colonialismo europeo.

Sin una prensa libre no hay desarrollo político. Un país con un sistema político con rezagos tendrá un crecimiento político y económico fantasioso e ilusorio y pasajero, con efectos alarmantes en la planta productiva y la seguridad pública, como actualmente lo prueba la experiencia de México vivida en los últimos años.

Cuando una empresa tiene deficiencias en su comunicación grupal, entonces puede perder millones de dólares (Texas Instruments).

Una comunicación integradora no manipula, lo que informa debe coincidir con los sentimientos de un pueblo, para tener éxito.

La comunicación integral debe partir de la opinión pública y no de lo que el gobierno quiera convencer al pueblo de su propia realidad. Eso es manipular.

Cuando un pueblo participa en una revolución pacifica no se le puede manipular tras el triunfo de ese movimiento, sin enfrentar reacciones de alto riesgo.

En tiempos de cambio manipular la información dirigida al pueblo, equivale a sembrar discordia.

Los políticos que han manipulado la información fueron rebasados por las demandas sociales.

En materia de información se debe ser muy cuidadoso de no manipular a un pueblo educado.

Muchos políticos de hoy, cuando eran empresarios identificaban la información manipulada y la rechazaban: El pueblo, en tiempos de cambio, sin importar que partido lo gobierne, cuando la información es manipulada, el emisor pierde credibilidad porque manda un signo de incumplimiento.

Una política de desarrollo integral y sin manipulación presenta mejores resultados que los diseños que desvirtúan la realidad.

En una guerra, un ejército sin una comunicación integral perdería ante un contrario con información en red.

Manipular la información equivale al autoengaño, es decir que, quien pretende engañar, a la larga, resultara engañado.

Cuando se carece de una filosofía (principios y fórmulas de comunicación realistas) para informar, resulta imposible crear un proyecto de nación o empresarial.

En México ningún partido político tiene una filosofía política - económica, solamente saben lo que no quieren, pero desconocen cómo proyectar el rumbo nuevo.

Entre el dinero y el ejército y el pueblo, en política se puede gobernar sin los dos primeros, pero nunca se gobernaría democráticamente sin un pueblo comunicado integralmente.

La opinión de un político estará en desventaja con relación a la opinión publica, cuando sintonice la misma frecuencia de la opinión pública de oposición.

Cuando la opinión oficial difundida es dispar a la opinión pública, hay un corto circuito, no hay comunicación.

Comunicar es convencer y se convence mejor cuando la política se sustenta en la opinión del pueblo.

La sensibilidad política y la tolerancia son factores de comunicación: Un político acostumbrado al poder autoritario se le vence con la crítica, así se le confronta sus contradicciones entre el decir y el hacer con la opinión del pueblo, porque ese político carece de tolerancia y la crítica lo confunde y transforma en un dictador al descubierto.

El PRI manipuló tanto la información que hoy ni a sus militantes convence, porque tiene una rebelión democrática, ya que manipular la información es sinónimo de autoritarismo, que no combina con la opinión pública.
FUNCIONES DE LA COMUNICACIÓN.

Los medios de comunicación masivos se caracterizan porque introducen en las diversas capas sociales pautas de comportamiento y de consumo. No puede existir una comunidad sin que haya en ella algún tipo de comunicación, por elemental o rudimentaria que sea, y lo común es que tenga varios cauces por medio de los cuales se realice el acto comunicativo. Por otra parte, resulta lógico pensar que si nuestra sociedad vive en constante cambio, los medios masivos de comunicación participen también, en mayor o menor grado, de dicho cambio.

Asimismo, se ha comprobado que cada medio de comunicación ejerce sobre sus auditores diferentes tipos de influencia que incluyen desde la función persuasiva, la enajenación y la manipulativa, hasta la política y la publicitaria.

No obstante lo anterior, la comunicación desempeña una función primordial conocida como la de transmisión del conocimiento y su consecuente pervivencia de los valores sociales. Por otro lado, incrementa y motiva la participación social y las normas de consumo del individuo, en lo que se refiere al conglomerado urbano.

Para realizar estas funciones de la comunicación señaladas por Wright en 1959: la de vigilancia del ambiente; la que realiza la sociedad para entender su entorno; la de trasmitir gran parte de la herencia social y cultural a niños y jóvenes, y por último, la importante función de entretenimiento.

Por función de vigilancia del ambiente se entiende la reunión y la distribución mencionada se refiere a la interpretación que la sociedad hace de lo que pasa a su alrededor y la adopción o determinación de las conductas adecuadas ante estos acontecimientos. Para trasmitir la herencia social, las formas comunicativas se convierten - a través de las generaciones - en transmisores que informan a los diferentes estratos de la sociedad y de la conveniencia en adoptarlos. Esta función emana de la de trasmitir los conocimientos. Por último, la función de entretenimiento tiene como principal finalidad el proporcionar distracción a una masa social representada por los auditorios.

Además de las funciones mencionadas pueden distinguirse otras. Entre ellas se encuentra la función de la norma social, que se origina cuando una sociedad deja, de ser simple para convertirse en altamente industrializada y, por lo tanto, compleja. Los medios de comunicación desempeñan esta función cuando muestran al público lo que supuestamente conviene a la sociedad.

Otra función consiste en otorgar un estatus o nivel social a quienes son receptores de sus mensajes concediéndole una determinada importancia a un asunto, a una persona o a una organización.

Se pueden mencionar otras seis funciones:


Función referencial. Es la que define las relaciones entre el mensaje y el emisor.


Función connotativa. Define las relaciones entre el mensaje y el receptor. De esta función se derivan los códigos de señales y de operación.


Función estética. Roman Jakobson la clasifica como " la relación que tiene el mensaje consigo mismo".


Función fática. Tiene por objeto el afirmar, sostener o detener un acto de comunicación en cualquiera de sus etapas.


Función metalingüística. Define el sentido de los signos que se utilizan en un acto comunicativo y que pueden o no ser comprendidos por el receptor.

En realidad, los especialistas han llegado a enunciar hasta 31 diferentes funciones de la comunicación. Las que hemos citado son sólo algunas de las más generalizadas.

 
Este es otro párrafo que puedes editar del mismo modo.
Escríbeme
Me interesa tu opinión